La Medina de Fez, el mayor laberinto del mundo

La medina de Fez es un laberinto que comprende más de 300 barrios y algo mas de 9000 callejones.

Puerta entrada Medina Fez

Sin duda Fez es una de las ciudades más caóticas que he conocido, como ya sabréis a estas alturas, suelo viajar solo y por libre, aunque tengo un buen sentido de la orientación, en este caso perderse en la Medina de Fez es tan fácil como respirar, en este post os cuento mi mala experiencia en Fez por no hacer caso de las recomendaciones, al final de la historia os dejo algunos consejos para visitar la Medina de forma sencilla.

Antes de nada voy a contaros un poco como fue mi llegada y como por no seguir los consejos que leí en otros blog que advertían de algunas cosas, tuve un fatídico comienzo.

Gare de Fez (Estación de tren)

 

Primer día en Fez y fallida visita a la medina.

 

A Fez llegue en tren desde Marrakech, algo cansado pero con muchísimas ganas de conocer esta emblemática ciudad de la que durante años había oído hablar maravillas. Después de regatear en la estación el precio de un taxi, conseguí llegar a mi hospedaje muy bien situado a las puertas de la Medina, justo antes de entrar un chico me ofreció hachís, como no fumo le dije que no, entonces al oírme hablar español se acerco para entablar una conversación pues hablaba perfectamente mi idioma, me dijo que tenía un amigo, que si yo quería podría hacerme de guía (hizo hincapié en que su amigo es guía autorizado) para visitar la medina y todos sus monumentos, yo, le dije que no, que prefería hacerlo solo a la mañana siguiente, pero el insistió, me dio un buen precio, me dijo que seria esa misma tarde y a la mañana siguiente.

Después de un rato de regateo y charla me di por vencido, le dije que si, así que le emplacé para que su amigo me esperase en ese mismo lugar en media hora, mientras dejaba mis cosas y me duchaba, nos despedimos y hasta ahí todo bien.

¿buscas alojamiento en Fez?
reserva aquí al mejor precio

A la hora acordada acudí al lugar, ya me estaba esperando un chico muy amable, se presento en perfecto español y nos adentramos en la Medina, no se si era por mi cansancio pero sentí que el caminaba muy deprisa, siempre bastante alejado de mí por delante, me llevo por cientos de callejones, a la media hora llegamos a un lugar que me dice que es un palacio, a mi me extraño pues no tenia mucha pinta de palacio y no había gente visitando el lugar, una ciudad tan turística como Fez es raro que no te tropiezes con cientos de turistas.

Le digo que por mi cansancio vaya mas despacio ya que no le puedo seguir y proseguimos la visita, por estrechos callejones, pero nuevamente se aleja de mí, va muy rápido, hablando todo el rato por teléfono y apenas puedo seguirlo, vuelvo a decirle que afloje el paso, a lo que me contesta, que si no nos damos prisa no va a dar tiempo a ver todo, ya empiezo a sospechar, así que le digo que pare, le pregunto por su acreditación de guía autorizado, me contesta que la tiene en su casa y que después pasaríamos a tomar un té y me la muestra. No me lo creo, pero bueno.

Medina Fez

Mi supuesto “guía” hablando por tf

A la media hora de subir, bajar, derecha, izquierda… y un sinfín más de cruces, laberinto y mareo entramos en una tienda de alfombras, yo no quiero comprar alfombras, quiero ver la medina, los curtidores, la madraza… pero estoy cansado de tanto caminar y accedo a tomar el té que me ofrecen mientras me enseñan alfombras.

No estoy atento a las alfombras, mi mente esta ocupada en buscar una solución para salir de ese embrollo en el que me he metido, pienso en el porqué no habré hecho de las experiencias que leí de otras gentes.

Tienda Alfombras

Tienda Alfombras

Mi enfado sube tanto como la cantidad de maravillosas alfombras que me muestran, después de más de media hora salimos por fin de la tienda, los empleados, como no he comparado nada, los dependientes, a espaldas del jefe me piden una propina, a lo cual me hago el tonto y no accedo, al salir me dirijo al supuesto guía y le insisto que quiero ver la medina, si me la va a enseñar seguimos y si no me largo, me dice que si, que no me preocupe.

Nos ponemos a caminar, a los pocos minutos nuevamente empezamos a callejear, como siempre “el guía” muy distanciado de mí, otra media hora más caminando, entrada en otra tienda, mas de lo mismo, aunque la tienda, esta vez de pieles, en este momento mi enfado es máximo.

Conoce Fez con las mejores
visitas guiadas en español aquí

Salimos de la tienda después de que me enseñen los productos típicos, comenzamos con más caminata, esta vez vamos hacia su casa, a tomar el famoso té que dijo que me invitaba después del tour.

Hacia rato que había decidido no pagarle, pero aun así necesitaba que me llevase de vuelta a la entrada de la Medina, yo no sabía cómo salir de ese laberinto.

Mientras tomaba el té le pedí su acreditación, pero se hizo el loco, empezó a mostrarme lo que decía que era su casa, que en realidad no era, ya que era un Riad (hotel) donde pretendía que me alojase.

Allí mismo me pidió que le abonara el importe de la visita, era ya de noche, me encontraba perdido en medio de ese enorme laberinto, así que, con buenas palabras lo convencí para que me llevase hasta donde me había recogido diciéndole que le pagaría después.

Cuando llegamos al punto, me dijo que la visita que había contratado para el día siguiente no podría ser, por qué tenia unos clientes alemanes que le pagaban más, fue entonces cuando me dijo que había invertido mucho tiempo en mi visita, así que el precio era el doble de lo que me había dicho, justo en ese momento estalle, yo, que ya sabía dónde me encontraba, pude decirle que no le iba a pagar nada, le reproche que la visita nos era lo que habíamos acordado, el por su parte empezó a gritarme en su idioma, supongo que insultos, yo no hice caso e intente sin suerte irme, no me dejaba y me sujetaba.

Logre soltarme, por suerte a unos metros, justo en la plaza cercana había un policía local, me acerque a contarle mi problema, para entonces el chico se había marchado, o eso creí, el policía me dijo que no me preocupase que suelen pasar estas cosas con “guías ilegales ” pero que se habría ido y no me molestaría más.

callejon medina fez

Callejón sin salida

Convencido de que el chico se había ido, ademas de estar cansado y tener hambre, me puse a buscar algún sitio para cenar, pero cual fue mi sorpresa cuando, girando la calle me encontré de narices al “guía” y su amigo, con el que contrate el tour.

Me acorralaron, empezaron a insultarme, esta vez en inglés así que logre entender algo, me decían que les diese el dinero, aunque no fuese todo, pero por lo menos que la mitad, yo les decía que no, pero insistían, la verdad tengo que deciros que en ese momento sentí miedo, estar solo en una ciudad nueva, un país nuevo, sin entender el idioma, te para bastante a la hora de poder reaccionar en situaciones difíciles.

Después de un rato logre marcharme, entre en un restaurante para cenar, de poco me sirvió por qué a los cinco minutos los tenía allí dentro.

Les explique a los camareros lo que me pasaba y ellos quese ve que estan acostumbrados los echaron del local.

Después de cenar como aun tenia miedo de encontrarme con los tipos, les pedí a los camareros que si podían acompañarme a la puerta de mi alojamiento, estaba muy cerca, así que lo hicieron, cosa por la cual siempre les estaré agradecido.

Ya en la seguridad de la cama me relaje y pude dormir tranquilamente.

Después de esta pequeña historieta os doy algunos consejitos para evitar que os pase lo mismo y disfrutéis a tope de vuestra visita a Fez, yo pude hacerlo en solitario a la mañana siguiente y os aseguro que el recorrido es maravilloso.

Consejos para visitar la medina de Fez

 

  • Si no queréis entrar solos en la Medina recordad siempre contratar únicamente guías autorizados, suelen llevar un distintivo colgado, si no lo veis pedirles que os muestren la acreditación, si no lo hacen olvidaros de contratarlos, en los hoteles pueden ayudaros con el tema.
  • Si por el contrario optáis por entrar solos a la Medina, recorrerla es mucho más fácil de lo que parece, hay dos calles que la atraviesan, una más larga y otra más pequeña donde se concentra todo el comercio y que son las más transitadas, lo demás son callejones que podéis ir visitando para después volver a la calle principal.
  • Siguiendo el circuito de colores, no hace mucho que se han añadido carteles por la medina para indicar los lugares más turísticos, aunque las señales están bastante elevadas, tenéis que ir fijándoos muy bien, esta para mi fue la mejor opción siempre tomando como referencia una de las dos calles de comercio. (en la foto tenéis el plano que encontraréis a la entrada de la Medina).
medina fez plano

Plano Medina Fez

  • Bab Bou Jeloud o Puerta Azul, aunque la Medina de Fez consta de 12 puertas la principal es esta, fácilmente reconocible, por fuera es de azulejos azules y por dentro de azulejos verdes, atravesándola accedes directamente a la mas larga de las dos calle principales. En sus inmediaciones encontraréis multitud de restaurantes y sitios de ocio,  incluso por la noche.

    puerta azul medina fez

    Puerta Azul Medina Fez

  • La Media de Fez esta llena de escondrijos con zonas de difícil acceso, la seguridad es baja o nula, en la noche es poco o nada recomendable aventurarse a entrar.
  • Si se os ha hecho muy tarde y os quedáis a cenar dentro, después no tengáis reparo en pedir en el restaurante que os acompañen a vuestro alojamiento, muchos disponen de este servicio y estaréis más tranquilos.
  • Otras precauciones que deberías tener en cuenta en Fez para evitar situaciones no deseadas es evitar caminar por lugares poco transitados incluso de día, no llevar a la vista ni joyas ni objetos valiosos.
  • Si quieres hacer una visita guiada en español, totalmente segura te recomiendo esta

 

Con esta historia y estos pequeños consejos no pretendo asustarte, simplemente contarte mi experiencia evitando quizás que pueda pasarte.

Bien cierto es que cientos de personas pasan a diario por Fez, no en vano es la cuarta ciudad de Marruecos en cuanto a turismo se refiere, la mayoría no ha tenido el más mínimo problema.
Olvidando el mal trago de la tarde anterior, tengo que deciros que mi visita a esta hermosa ciudad se saldó con una inmensa felicidad.

Así que si piensas visitar Marruecos no olvides poner en tu plan de viaje a Fez, su Medina y sus gentes te cautivarán transportandote en el tiempo a un pasado lejano, sin duda es visita obligada, que disfrutes!!!

Quizás te interese también…

 

 

Espero que te sea útil toda esta información, recuerda…

¡¡¡Compárteme con tus amig@s!!!

 

 

 

 

 



Booking.com

Deja un comentario